Montaje rutinas en Sincro

MONTAJE DE RUTINAS EN NATACIÓN SINCRONIZADA

El montaje de una coreografía requiere de bastante tiempo de dedicación por parte del cuerpo técnico
para pensar en todo lo que conlleva el realizar un “baile” en sincro.

1º. Tema del baile, sobre qué queremos que trate. Por ejemplo, el circo, miedo, una película, etc.

2º. Música relacionada con el tema. Normalmente, buscamos y descargamos toda la música que se
puede interpretar bajo esa temática y luego evaluamos cuáles son las que se pueden enlazar
entre sí, eligiendo pocas canciones (2-3).

3º. Recorrido en la piscina del baile. Es decir, en función de los fragmentos que nos han gustado,
elegimos donde queremos que “caiga” cada uno, es decir, realizar la táctica de la rutina todo ello
en función de nuestras nadadoras. Por ejemplo, si nuestras deportistas tienen su punto fuerte en
una elaboración de piernas, las pondremos cerca de los jueces, en cambio si los “boost” no los
hacen demasiado altos, los situaremos en una esquina y/o lejos de los árbitros.

4º. Montaje de la rutina. Es decir, procedemos a coreografiar sin perder de vista la variedad, la
creatividad, y la dificultad que podemos introducir en función del grupo de nadadoras al que vaya
dirigido. Aquí ya pensaremos en las formaciones (posiciones de las nadadoras en el agua),
transiciones (como pasan de una formación a otra), qué parte realizan en ese momento (piernas,
brazos,…), etc.
Como entrenadoras, es recomendable en un folio o bien en el ordenador hacernos el diseño de una
piscina:

En ella realizaremos en primer lugar, el recorrido.

Ahora, hago el reparto de donde quiero poner cada cosa: saltos, plataformas, piernas, brazos,…

Y una vez que tengo eso más o menos cuadrado, pienso qué formaciones quiero, en qué orden las voy a poner en función de las nadadoras que tengo.

Y a partir de ahí a montar los pasos específicos de cada trozo.