Acrobacias

En Natación artística podemos clasificar las acrobacias de las rutinas de la siguiente manera:

  • Subida o empuje (se pueden realizar en solo, dúo, equipo y combo)
  • Salto (se pueden realizar en dúo, equipo y combo)
  • Plataforma (se pueden realizar en equipo y combo)

En cualquiera de ellas, la preparación bajo el agua es crucial. Si todas las nadadoras no realizan la fuerza en el momento oportuno, o la saltadora no se coloca adecuadamente, no saldrán bien.

Subida

Se considera una elevación de una o varias nadadoras fuera del agua sin que esta pierda en contacto con las compañeras que realizan dicha subida habiendo una acción de ascenso y de descenso, normalmente, corto en el tiempo.

A su vez se puede clasificar, en subidas por la cabeza, tumbadas o invertidas.

 

Salto

Como su propio nombre indica, la nadadora o nadadoras realizan un salto utilizando como apoyo y trampolín a las compañeras que se encuentran debajo a modo de sustento y empuje. A diferencia del anterior, la nadadora sí pierde el contacto con las compañeras y realiza una acrobacia en el aire.

En este caso, la variedad de modalidades hace que cada club y cada equipo desarrollen al máximo su imaginación. Pero por elegir un tipo de clasificación, podríamos dividirlos en saltos simples, compuestos, directos al agua y sobre compañeras.

Plataforma

Al igual que con la subida, hay contacto con las compañeras que hacen de sustento, pero en este caso, dicho contacto es más prolongado en el tiempo y mantenido en altura. Esta plataforma puede desplazarse o no en el agua, y puede conllevar salto o no al final de la misma.

Aquí también podemos clasificarlas: pueden ser plataformas simples o compuestas. Estas últimas no se suelen ver muy a menudo por su excesiva dificultad, aun así en algunos equipos se han visto de este tipo.